Search for:

Sistema circulatorio del gato

El sistema circulatorio del gato posee varios órganos y una red muy completa de conductos que le permiten al animal abastecer todas sus células de oxígeno y nutrientes. Si necesitas saber más, en este artículo conocerás cómo es el aparato circulatorio de los gatos, qué órganos posee este y cuáles son sus funciones principales.

√ďrganos del sistema circulatorio de los gatos

Como todos los sistemas del organismo de un ser vivo complejo, el sistema circulatorio del gato consta de varios órganos capaces de cumplir con determinadas funciones muy importantes para la vida.

sistema circulatorio de los gatos

Corazón

El corazón del gato es el órgano más complejo de su aparato circulatorio. Su función es bombear la sangre para que esta llegue a todos los tejidos del cuerpo.

El corazón de este animal posee cuatro cavidades: la aurícula izquierda, el ventrículo izquierdo, la aurícula derecha y el ventrículo derecho. Las aurículas se encuentran encima de los ventrículos, y las dos cavidades de un lado están dividas de las otras dos por un tabique.

Se ha calculado que un gato al estar en reposo tiene una frecuencia cardiaca de entre 120 y 150 latidos por minuto. La tensión arterial de los gatos es similar a la de los humanos.

√ďrganos linf√°ticos

Otros órganos de este sistema son los órganos linfáticos, que se encargan de producir la linfa, un líquido que se compone mayormente de lípidos, pero también contiene glóbulos blancos.

Los órganos linfáticos realmente pertenecen al aparato linfático, no obstante, tal aparato se considera como parte del sistema circulatorio.

Estos órganos se dividen en órganos linfáticos primarios y órganos linfáticos secundarios. Entre los órganos linfáticos primarios se encuentran la médula ósea y el timo. Entre los órganos linfáticos secundarios están el bazo, los ganglios linfáticos y el tejido linfoide.

Sangre

La sangre es un fluido que está compuesto mayormente por agua, pero también se compone de tejido. Este tejido está compuesto por varios tipos de células: los glóbulos rojos (eritrocitos), los glóbulos blancos (leucocitos) y las plaquetas. Cada una de ellas tiene distintas funciones.

En comparación con la linfa, la sangre es roja, mientras que el otro fluido es claro. Además, la sangre es más oscura cuando es pobre en oxígeno, mientras que su color rojo se torna más claro al tener oxígeno.

Vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son básicamente de 3 tipos, los vasos arteriales, los vasos capilares y los vasos venosos. Todos ellos conforman la mayor parte del circuito del sistema circulatorio del gato y su función es dar lugar a la sangre para que pueda transitar por todo el cuerpo humano y así este fluido puede llegar a cualquiera de los tejidos de los órganos.

Arterias

Las arterias permiten que la sangre con oxígeno pueda llegar a los vasos capilares, que son ramificaciones en las que se dividen estas.

Capilares

Los capilares son los vasos sanguíneos en los que ocurre la hematosis, un proceso de intercambio de materiales entre la sangre oxigenada y las células de los tejidos. Luego de dicho proceso, los vasos capilares convergen en las venas.

Venas

Los vasos venosos marcan el trayecto de la sangre pobre en oxígeno, la cual regresará al corazón para poder ser oxigenada nuevamente.

La circulación sanguínea

La circulación sanguínea es un proceso que tiene lugar en la mayor parte del cuerpo, pues se requiere sangre en los tejidos para mantenerlos vivos, ya que la sangre lleva dentro los nutrientes y el oxígeno que las células de los tejidos necesitan para vivir antes de que finalice su vida.

Para que la sangre circule, el corazón del gato debe bombearla, cosa que ocurre gracias a los movimientos llamados sístole y diástole. No obstante, antes de bombear la sangre a las arterias, el corazón del gato necesita oxigenar este fluido, y para ello hace uso de las cuatro cavidades que posee, de la siguiente manera.

La sangre pobre en oxígeno llega a la aurícula derecha del corazón, luego, ingresa al ventrículo derecho, donde será bombeada a la arteria pulmonar, para llegar a los pulmones del animal y, allí, obtendrá oxígeno. Luego de ser oxigenada, la sangre llega  a la aurícula izquierda por medio de la vena pulmonar.

La sangre pasa, entonces, de la aurícula izquierda al ventrículo derecho, de donde sale luego a las arterias, y allí comienza su viaje por el circuito del sistema circulatorio a través de los demás vasos sanguíneos.