Search for:

Funciones del sistema circulatorio

Hay más de una función del sistema circulatorio, y en esta entrada puedes descubrir cuáles son. Tienes además la descripción de cada una de ellas así como también, de las partes que conforman este sistema tan importante para el cuerpo.

las funciones del sistema circulatorio

Cuáles son las funciones del sistema circulatorio

En este artículo nos enfocaremos principalmente en el sistema circulatorio humano, para hablar de su estructura y las diferentes funciones que cumple.

El aparato circulatorio es un sistema que se encarga de transportar la sangre por todo el cuerpo. En este líquido se lleva oxígeno, nutrientes, gases, y otros elementos a las células de los tejidos y órganos del cuerpo humano. Todo ello, ayuda a mantener la nutrición, la temperatura corporal, un nivel óptimo de pH y la homeostasis.

En la sangre se encuentran además el plasma, las plaquetas, los glóbulos blancos y glóbulos rojos. Por otro lado, también se encuentra la linfa, que es básicamente un exceso de plasma reciclado.

Antes de describir las funciones del aparato circulatorio, sirve de mucho entender un poco cómo se conforma y cuáles son sus partes más importantes.

Cómo está compuesto el sistema circulatorio

En este sistema se encuentran dos vías circulatorias, una de ellas sirve para la circulación pulmonar, mientras que la otra, para la circulación sistémica. También existe la circulación cerebral.

Principalmente, el sistema circulatorio humano se compone de vasos sanguíneos, sangre y corazón.

Los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son una especie de conductos que forman una gran red por la que fluye la sangre. Un vaso sanguíneo puede ser vaso arterial, vaso capilar o vaso venoso. Un vaso arterial se ramifica en arteriolas, las cuales dan origen a los vasos capilares (donde se intercambian las sustancias de la sangre con los tejidos), luego estos dan origen a las vénulas, que forman los vasos venosos.

La sangre

Sus principales características son su color rojo y su apariencia líquida. S conforma por una fase sólida y una fase líquida. La primera de ellas involucra a los glóbulos blancos, glóbulos rojos y las plaquetas, mientras que la segunda, al plasma sanguíneo.

El corazón humano

Su tamaño es como el de un puño cerrado y pesa cerca de 300 gramos. Presenta 4 cámaras: 2 ventrículos y 2 aurículas. Su ubicación es en el centro del tórax.

Funciones del sistema circulatorio

Aunque ya se mencionó más arriba que el sistema circulatorio tiene por función el transporte de la sangre hacia todo el cuerpo, hay en total 3 funciones principales que cumple el sistema circulatorio. A continuación tienes una descripción clara de cada una de ellas.

Transporte

Una primera función que cumple este sistema es el de transporte de la sangre. Esta es llevada a casi todos los tejidos del cuerpo. En ella van el oxígeno y los nutrientes esenciales para suministrarlo a las células. También transporta desechos y dióxido de carbono, los cuales son eliminados, y también lleva hormonas en el plasma líquido, que van a todo el cuerpo.

Regulación

Otra función muy importante que cumple el sistema circulatorio del cuerpo humano es la regulación. Este proceso consiste en el mantenimiento de la temperatura corporal, que es gracias al funcionamiento de los vasos sanguíneos.

Cuando se produce hipotermia (disminución de la temperatura corporal), los vasos sanguíneos se contraen para que la sangre fluya solamente hacia los órganos vitales del cuerpo. Cuando hay sobrecalentamiento, los vasos sanguíneos se abren para que la sangre elimine el calor del cuerpo.

La regulación también interviene en el equilibrio del pH del cuerpo. Debido a que en la sangre hay iones de bicarbonato y albúminas, estos mantienen la concentración osmótica de las células, que da lugar a un ambiente isotónico.

Protección

Además de las funciones anteriores, el sistema circulatorio, como antes se mencionó, posee glóbulos blancos, los cuales se encargan de eliminar los desechos celulares y los agentes patógenos en el organismo. Los glóbulos rojos y las plaquetas, por su lado, evitan la entrada de estos agentes patógenos, tapando las heridas, que a su vez evita la filtración de líquidos.

En esa misma línea, el sistema circulatorio transporta anticuerpos que combaten agentes patógenos específicos, para proporcionar inmunidad a ciertas enfermedades.

Qué es la circulación pulmonar

La circulación pulmonar tiene como propósito transportar la sangre desoxigenada desde el lado derecho del corazón a los pulmones. Allí, la sangre se vuelve a oxigenar y viaja al lado izquierdo del corazón. Las cámaras que se encargan de bombear la sangre para este tipo de circulación son la aurícula derecha y el ventrículo derecho del corazón.

Qué es la circulación sistémica

Por su parte, la circulación sistémica consiste en el transporte de la sangre oxigenada, que viene desde el lado izquierdo del corazón y va hacia todos los tejidos del cuerpo excepto el corazón y los pulmones. La circulación sistémica se encarga también de eliminar los desechos de los tejidos y de entregar nuevamente la sangre desoxigenada al corazón en su lado derecho.

Tanto el ventrículo izquierdo como la aurícula izquierda son las cámaras de bombeo para este tipo de circulación.